Los sectores de producción de palma aceitera, bananos, mercados y ferias agrícolas, así como la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), se sumaron  al pre-diálogo nacional que promueve el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Los representantes de dichos sectores se reunieron con el gobernante con el interés de aportar a la elaboración de un acuerdo nacional que permita alcanzar consensos para desarrollar de manera integral cada rubro productivo del país.

Esta fue la tercera reunión del pre-diálogo; en las anteriores participaron representantes del transporte, academia, patronatos, productores, agricultores, cooperativas, empresa privada, asociaciones de financiamiento a la micro, pequeña y mediana empresa, las iglesias y sector social de la economía, entre otros.

Las exposiciones

Ramón Pérez y Óscar Filander Reyes, de la Federación Nacional de Palmeros de Honduras, expusieron  la necesidad de asistencia técnica para repotenciar el sector palmero a través de créditos directos para cada pequeño agricultor.

Nelson Araya, gerente general de la empresa Palmas Aceiteras de Honduras (Hondupalma), aportó que en los sectores productores, en especial en el departamento de Colón, no se cuenta con una universidad de agricultura para que los jóvenes se puedan capacitar y poner en práctica esos conocimientos en las fincas de palma.

El productor José Reynaldo Mencía señaló que “somos enemigos del vandalismo. Venimos a hablar con los sectores que están a favor de la paz y la tranquilidad” del país.

Añadió que el Gobierno puede colaborar con los productores de palma a través del proceso de certificación de las fincas.

“La única forma de sacar adelante al país es a través del diálogo”, acotó.

Héctor Castro, como presidente de la  Corporación Industrial de Sula  y Asociación Industrial de Palma Aceitera de Honduras, agregó que como organización demandan consolidar la imagen de la palma aceitera y el banano en distintos mercados a fin de generar más divisas para el Estado y por ende mayores recursos para los productores.

Remarcó que los fondos del Fideicomiso de Inversión para la Reactivación del Sector Agrícola (Firsa) deben abarcar a mayores cantidades de productores de aceite vegetal, pues en la actualidad no han llegado a los pequeños y medianos productores.

Castro, además, expuso que se tiene que apostar a la elaboración de biodiesel para el consumo de los vehículos y que asimismo se pueda utilizar el procesamiento de la fruta de palma para la generación de energía eléctrica en las zonas bananeras.

Más propuestas

La representante de Asociación Industrial de Productores de Aceite de Honduras, Claudia Amaya, detalló que como rubro productor desean formar parte de Marca País para exponer la calidad del aceite de palma a nivel internacional.

Elías Villalta, representante de la Federación de Cooperativas y Empresas de la  Reforma Agraria de Honduras y de otras asociaciones de palmeros, subrayó que la mejor herramienta para sacar adelanta al país es el diálogo y destacó que hoy es propiciado por el Gobierno de la República.

El presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción, Óscar Calona, enumeró que, como producto de la crisis política poselectoral, las tomas de carreteras y otras acciones violentas en distintas regiones del país por parte de la Alianza Libre-Pinu han causado daños  en equipo pesado y en algunas obras de infraestructura en proceso de construcción.

Sin embargo, “no nos debilitaremos; seguiremos adelante generando empleo desde la industria de la construcción”, aportó.

Calona destacó el apoyo a la vivienda que desde el Gobierno se ha propiciado con la aprobación de bonos desde 60,000 hasta 110,000 lempiras, lo que está impulsando la construcción de una mayor cantidad de unidades habitacionales.

Con ese bono, afirmó, se ha disminuido hasta en un 20 por ciento el costo de una cuota mensual para las viviendas sociales a través de la reciente aprobación de la baja a las tasas de intereses que ahora rondan el 9.7 por ciento.

Asimismo, dijo que es necesaria la aprobación de la Ley Marco para el Sector Vivienda.

Repotenciar mercados y el banano

El presidente del Mercado Zonal Belén de Comayagüela, Rafael Sánchez, puntualizó que se deben de abrir más los techos de Banca Solidaria, pues en la actualidad la mayoría de comerciantes ya llegaron hasta los 20,000 lempiras en concepto de préstamos, por lo que demandan la colocación de más  financiamiento a través de un banco de primer piso para repotenciar los negocios.

El presidente de la Feria del Agricultor y el Artesano, Jimmy Ponce, pidió que se pueda llegar con el Seguro Social para los agremiados de los mercados y abogó para que los fondos Firsa puedan ser colocados a los pequeños y medianos productores a fin de abastecer las ferias populares.

Finalmente, Maynor Velásquez, de la Asociación de Productores Bananeros Nacionales de Honduras, expresó que el Gobierno debe de generar más espacios de asociación para explorar mercados con ese producto, que es el segundo en el orden de generación de divisas para el Estado.

En el rubro del banano, la comercialización implicó para Honduras ingresos por unos 600 millones de dólares al término de 2017.

Hasta abril de ese mismo año, la colocación de la fruta se había incrementado en un 37 por ciento en comparación con 2016.

Las respuestas

El mandatario hondureño manifestó que se buscará en el Congreso Nacional, que se instalará el 25 de enero, la aprobación de leyes especiales, entre ellas la Ley de Acceso al Crédito y la Ley Marco para el Sector Vivienda.

“Es necesario que como sectores se pueda demandar para que los congresistas aprueben esas leyes que son de interés para el financiamiento del agro y el campo y la industria de la construcción como entes generadores de empleo y recursos para el país”, puntualizó Hernández.

Referente a buscar el apoyo para el sector palmero y bananero, el gobernante dijo que se deben de ver dos formas para poder colaborar desde el Gobierno.

La primera podría ser a través de tasas con condiciones especiales y la segunda con una reducción de impuestos.

“Yo preferiría una combinación de ambas, pero con el análisis de los sectores de interés”, aportó Hernández.

El titular del Ejecutivo adelantó que se está en el proceso de un estudio que permita un producto financiero para que los trabajadores de los mercados sean los dueños de sus puestos, pues en muchos de los casos solo son arrendadores.

Y afirmó que la industria de la construcción se podrá masificar a partir del segundo período de Gobierno, con más capitales, reducción de tasas de interés y bonos más altos para el provecho de la clase media y baja.