Una economía en alza que está consolidando al país reflejan los logros alcanzados durante 2017, según el informe de rendición de cuentas presentado por el titular del Gabinete…

Una economía en alza que está consolidando al país reflejan los logros alcanzados durante 2017, según el informe de rendición de cuentas presentado por el titular del Gabinete de Conducción y Regulación Económica, Wilfredo Cerrato, ministro de Finanzas.

El resumen de logros, además, resalta como principal reto en 2018 el incremento de las inversiones en los sectores de energía, mejoramiento de negocios, logística y telecomunicaciones.

El informe es el segundo presentado después de que ayer el Gabinete de Defensa y Seguridad expusiera los detalles de la gestión del año anterior y los desafíos en 2018, como parte del proceso de cierre y transición del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Cerrato pormenorizó al presentar el informe en Casa Presidencial que el crecimiento económico fue de un 4.2% en el año 2017 y “auguramos que el panorama para el presente año es muy alentador, producto de la consolidación fiscal y adecuada administración de los recursos públicos”.

Añadió que los avances alcanzados son producto de lo establecido en el Plan Estratégico de Gobierno 2014-2018: Plan de Todos para una Vida Mejor, que contempla “estabilizar la situación macroeconómica del país, como elemento fundamental para apoyar el saneamiento de las finanzas públicas, el crecimiento económico y la inversión en programas de reducción y alivio de la pobreza, mediante la ejecución de un programa económico de mediano plazo”.

La génesis y los avances

El alto funcionario del Ejecutivo recordó que después de la crisis política y financiera de 2009 la economía nacional se ha recuperado en los cuatro años de la Administración del presidente Hernández con crecimientos económicos de 3.1% en 2014 y de 3.8% en los años 2015 y 2016.

En el aspecto del déficit fiscal del Gobierno Central, expresó que “hace cuatro años llegó al 7.9 %, lo que representó 32, 000 millones de lempiras en concepto de gastos”.

Sin embargo, en 2017 el déficit fiscal se redujo significativamente a un 3.2%, inferior a la meta de prevista de un 3.5% para dicho ejercicio. Lo anterior ha influido en obtener una mejor posición a lo interno y externo del país.

Destacó que a la fecha se ha obtenido una disciplina fiscal consolidada a través de la  mejora significativa  y cambio completo del sistema público de recaudación de impuestos, pasando de 68,598.52 millones de lempiras por concepto de ingresos tributarios en el año 2014 a una cifra de 99,248.26 millones de lempiras para el ejercicio fiscal de 2017.

Referente al tema de política monetaria, el titular de Finanzas indicó que a lo largo de 2017 la inflación permaneció dentro del rango de tolerancia establecido por el Banco Central de Honduras, cerrando en un 4.73%, inferior al 5% proyectado para dicho ejercicio.

Agregó que el comportamiento de este indicador ha estado asociado a la evolución del precio internacional del petróleo y algunas materias primas y alimentos.

Más avances

El coordinador del Gabinete Económico apuntó que el saldo de la deuda pública del Gobierno Central asciende a un monto de 10,918 millones de dólares, lo que representa un 48.7% en relación al Producto Interno Bruto (PIB).

Al cierre del 2017, la deuda externa asciende 4,099 millones de dólares  (30.4% del PIB) y la deuda interna 6,819 millones de dólares  (18.3% del PIB). La deuda pública ha experimentado una estabilización con mejoras en el balance fiscal.

La inversión pública es fuente generadora de empleo, oportunidades, mejora la competitividad y la reducción de la pobreza. Para el 2017, entre los principales rubros de la Administración Central, el Estado destinó 9,956.57 millones de lempiras a infraestructura; 3,186.35 millones de lempiras a programas sociales y 2,492.99 millones de lempiras a las Alianzas Público Privadas (APP).

El dinamismo de la actividad económica pasó de 3.7% en 2016 a un 5.3% en 2017, explicado por el desempeño y variación positiva en actividades tales como: agricultura (10.6%), construcción (4.6%), turismo (3.7%), transporte y almacenamiento (7.3%) e industria manufacturera (5.3%).

Mejora calificación de riesgo país

Por otro lado, Cerrato indicó que producto de todos los esfuerzos hechos en materia económica y financiera el país ha logrado una mejora histórica en la confianza y credibilidad crediticia, que se refleja en que la agencia Moody’s subió la calificación de país de B2 con perspectiva estable a B1 con perspectiva estable.

De igual modo, la firma calificadora Standard & Poor’s subió la calificación de riesgo soberano a Honduras, pasando de una calificación de B+ con perspectiva positiva, a una calificación de BB- con perspectiva estable, alcanzando la mejor calificación de la historia.

El funcionario sostiene que la confianza en el mercado de bonos se recuperó; durante la crisis política, la prima de riesgo país llegó a 2.89% y después de la declaratoria de elecciones se redujo a 2.45%. En total durante la presente Administración (2014- 2018) la prima riesgo bajó 4.3%.

Se ha institucionalizado la disciplina fiscal con la adopción de la Ley de Responsabilidad Fiscal, contenida en el Decreto No. 25-2016, el cual fue publicado en el Diario Oficial La Gaceta el 4 de mayo de 2016, cumpliendo de forma preliminar con la meta del déficit del sector público no financiero (1.2%), el crecimiento del gasto corriente (7.1%) y atraso en pagos mayores a 45 días (0.2%), adicionó Cerrato.

En relación al Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República para el ejercicio fiscal 2018, asciende a un monto de 242.683,005,913.00 lempiras para todo el Sector Público, lo que refleja un crecimiento del 0.6%, comparando el presupuesto vigente de 2017 con el presupuesto recomendado para 2018.

Puntualizó que “el Sistema de Registro y Control de Servidores Públicos (Sirep) garantiza una nómina confiable de empleados y funcionarios públicos. A la fecha se ha logrado incluir las 99 instituciones, representando un 100%, las cuales validan salarios en todas sus modalidades de contratación. En el 2014 se registraron 202,785 funcionarios públicos, a la fecha existen 192,122 colaboradores, obteniendo una reducción del 16% de empleados en promedio”.

Indicadores de instituciones públicas

Por otra parte, el indicador de sueldos y salarios como parte del PIB reflejó una reducción significativa de un 9.1% para el año 2014 a 8.2% en el año 2017.

En lo que se refiere al tema de fideicomisos, se dio a conocer que el Fideicomiso de Reducción de la Pobreza asciende a la fecha a un monto de 4,483 millones de lempiras, de los cuales en un 72% son destinados a actividades de Desarrollo e Inclusión Social, 14% a Convivienda, 10% al Programa Con Chamba Vivís Mejor y el resto entre Banca Solidaria y FIRSA.

El Subsector de Regulación reformó la Ley del Sistema Financiero, diseñó  la Política Pública Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), fortaleció el Sistema de Prevención de Anti Lavado de Activos y Financiamiento al Terrorismo, Implementación de la Ley General de la Industria Eléctrica y brindó asesoría a la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) para hacer efectiva la transferencia de los Sistemas de Abastecimiento de Agua y Alcantarillado Sanitario del Sanaa al municipio del Distrito Central.

Añadió que los institutos de previsión y seguridad social muestran un sólido crecimiento financiero en sus principales indicadores en comparación al año anterior, mostrando un crecimiento significativo en sus activos y un incremento en el número de sus afiliados activos y el ratio de solvencia actuarial.

El titular de Finanzas destacó el apoyo de los bancos productivos durante el período 2014-2017, en el cual se estima que se desembolsaron 21.500 millones de lempiras, generando más de 242,000.00 empleos y beneficiando directamente un aproximado de  1.293,830 personas. Con lo anterior también se ha contribuido a reducir significativamente el déficit de vivienda.

Los desafíos

– Continuar con el fortalecimiento y coordinación institucional para el mejoramiento de la relación entre los diferentes agentes económicos, incluyendo los que están a cargo de la política fiscal, monetaria y financiera del Estado.

– Mantener el cumplimiento del Política de Endeudamiento Público y la Ley de Responsabilidad Fiscal.

– Fortalecer el proceso de vinculación del presupuesto y la planificación, con el objetivo de asegurar la calidad del gasto público y la gestión por resultados.

– Incrementar las inversiones en sectores clave como energía, mejoramiento de negocios, logística y telecomunicaciones.