La puesta en marcha de nuevas represas hidroeléctricas y la generación con gas pueden generar una importante baja en el precio y ofrecer un mejor servicio de energía eléctrica, dijo hoy el presidente Juan Orlando Hernández.

El gobernante expuso sobre el tema, al ser consultado en una entrevista en el canal HCH TV sobre los reclamos de miles de usuarios respecto del precio del fluido eléctrico, así como del servicio que ofrecen la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y la Empresa Energía Honduras.

El titular de Casa de Gobierno explicó que “se está trabajando en el montaje de un nuevo esquema de energía”, que tiene como objetivo ofrecer un mejor servicio y, por ende, que baje el precio de la misma.

Sin embargo, dijo que los esfuerzos que realiza el Gobierno requieren de cierto espacio de tiempo, porque se está explorando la posibilidad de explotar otros recursos para la generación de energía.

Reducción del costo a un 50%

Hernández remarcó que “Honduras debe explorar otras opciones” y se ha tomado como una buena medida aprovechar los diferentes esquemas de generación que eviten depender de los carburantes o el recurso hídrico.

Dentro de esas posibilidades, Hernández señaló que “la generación por gas puede generar hasta un 50 por ciento de ahorro en el costo” y es algo que favorecería mucho al país y a la población en general.

Explicó que la generación por gas requiere de exploraciones o de la construcción de un esquema que permita importar el gas si no se cuenta con el mismo en el país y en ese tema se trabaja en este momento.

Las represas y su doble función

El titular del Ejecutivo confió que “Honduras en los próximos años igual tendrá el beneficio de la puesta en marcha de la represa del Patuca”, más la construcción de El Tablón para beneficiar todo el Valle de Sula.

Consideró que al recurso hídrico en el país debe sacársele el mayor provecho posible y que represente un importante avance en materia de generación y precio del rubro, con la puesta en marcha de las referidas represas.

Dijo que se analizan además otros factores colaterales que implican beneficio para las regiones con la puesta en marcha de las represas, y solo para el Valle de Sula, por ejemplo, mencionó el control de las inundaciones, la recuperación de tierras y sistemas de riego, además de la generación de energía.